3 ago. 2011

Iacyr Anderson Freitas - Brasil

A PRIMEIRA ILHA


a primeira ilha
o incêndio de tróia ardendo no meu corpo
a queda do primeiro fruto
a morte em cartago ou cajamarca
essa morte que vem como uma festa para os olhos
vem clamando aos povos
convocando adão antes da queda
buscando-o para a luz do dia
clara como um sino
o que se escreveu antes do verbo
as águas do aqueronte devorando meus filhos
os filhos que sepultei
invadindo as épulas como seu hedor e usura
a infãncia do eterno
os anéis de batismo que foram de um santo
e que são minha infãncia agora
o passado que tem o meu nome e a minha idade
o passado que sou eu e o esquecimento
dos que me precederam no sangue
a manhã primeira o exílio
os olhos os terríveis olhos de circe
o enterro de argos soando em copacabana
um homem que pensa outro homem na américa
um signo que não morreu de todo
e que esplende como um deus no vestíbulo
um signo que é toda a infãncia
todo o deserto
sísifo condenado à busca da pedra e do monte

: todo exílio que sou eu e que se esgotará comigo


LA PRIMERA ISLA


la primera isla
el incendio de Troya ardiendo en mi cuerpo
la caída del primer fruto
la muerte en Cartago o Cajamarca
esa muerte que viene como una fiesta para los ojos
viene clamando a los pueblos
convocando a Adán antes de la caída
buscándolo para la luz del día
clara como una campana
lo que se escribió antes del verbo
las aguas de Aqueronte devorando mis hijos
los hijos que sepulté
invadiendo las épulas como su hedor y usura
la infancia de lo eterno
los anillos de bautismo que fueron de un santo
y que son mi infancia ahora
el pasado que tiene mi nombre y mi edad
el pasado que soy yo y el olvido
de los que me precedieron en la sangre
la mañana primera del exilio
los ojos los terribles ojos de Circe
el entierro de Argos sonando en Copacabana
un hombre que piensa otro hombre en la américa
un signo que no murió del todo
y que resplandece como un dios en el vestíbulo
un signo que es toda la infancia
todo el desierto
Sísifo condenado a la búsqueda de la piedra y del monte

: todo exilio que soy yo y que se agotará conmigo


Traducción: Alberto Acosta

No hay comentarios:

Publicar un comentario