23 abr. 2013

Navegantes - Hoja N°2 - Año 2013 - Bienvenidos



El morro de los amores perdidos
Fotografía: MOATOR

Nora Nani - Argentina


EL FUEGO


El primer dolor del hombre
fue el fuego:
su maravilla primera,
su llave en el enigma.

He visto los ojos
mirando el fuego,
volviendo a su antigua guarida,
haciéndose más hondos y penetrantes,
más ajenos a la inmediatez,
más indescifrables en el rito.
Porque los ojos dicen
lo que el corazón sorprende:
alegría, tristeza, pregunta,
amor y odio,
matices del desencuentro y de la esperanza...
Pero solo cuando miran el fuego
ven más allá de su alma:
hay una bestia agazapada
o un astro temible en la respuesta.

Nunca le hables
a un hombre que está mirando el fuego:
un desconocido
se alzará temblando
y pondrá en tu boca el sello de los siglos.

Desde ese momento
arderá tu sangre como rama seca
y te irás muriendo de a poco,
turbia en llamaradas,
insondable en la hoguera del destino.


(Del libro inédito "Desde siempre")


O FOGO


A primeira dor do homem
foi o fogo:
sua primeira maravilha,
sua chave no enigma.

Eu vi os olhos
olhando o fogo,
voltando a sua antiga guarida,
tornando-se fundos e penetrantes,
mais alheios ao imediato,
mais indecifrável no rito.
Porque os olhos dizem
o que o coração surpreende:
alegria, tristeza, dúvida,
amor e ódio,
matizes do desencontro e da esperança...
Porém só quando olham ao fogo
veem além da sua alma:
há uma besta agachada
ou um astro temível na resposta.

Nunca fale
a um homem que está olhando ao fogo:
um desconhecido
se alçará tremendo
e porá em tua boca o selo dos séculos.

Desde esse momento
arderá teu sangue como galho seco
e morrerás pouco a pouco,
turva em labaredas,
insondável na fogueira do destino.


Traducción: Alberto Acosta

Nora Nani - Argentina


LA VIDA


He visto casas de todos los tamaños.

Casas de piedra,
de ladrillo,
de madera,
de chapa...
Casas cuadradas, rectangulares,
redondas, planas o con torres,
ricas o pobres,
uniformadas, disciplinadas,
detonantes o grises,
con tejados o terrazas,
alegres o perdidas,
en fin,
todas las casas del mundo
pasaron por mi casa...

Pero yo tuve una casa de aluminio.
Era un octógono perfecto
situado al lado del Suquía.
Brillaba al sol
como plata despareja
y parecía una nave extraña
anclada en un corral de zinnias.
En ella nacieron mis hijos.
Recuerdo las noches de amor
en un despilfarro de estrellas
y recuerdo las guitarras bagualeras
que alzaban su lamento
hasta que el azul del cielo
se volvía más azul y más redondo.

Yo sé que todas las casas
son una mano tendida
y un corazón que te guarda.
Pero yo tuve una casa de aluminio.
Y tuve la mano, el corazón,
el coraje y el canto.
El amor quizás...
La vida siempre.


(Del libro inédito "Desde siempre")


A VIDA


Eu vi casas de todos os tamanhos.

Casas de pedra,
de tijolo,
de madeira,
de chapa...
Casas quadradas, retangulares,
redondas, planas ou com torres,
ricas ou pobres,
uniformizadas, disciplinadas,
detonantes ou cinzentas,
com telhados ou terraços,
alegres ou perdidas,
em fim,
todas as casas do mundo
passaram por minha casa...

Porém eu tive uma casa de alumínio.
Era um octógono perfeito
situada na beira do Suquía.
Brilhava o sol
como prata irregular
parecia uma nave estranha
ancorada num quintal de zínias.
Nela nasceram os meus filhos.
Lembro-me das noites de amor
num esbanjamento de estrelas
e lembro das guitarras bagualeras
que alçavam o seu lamento
até que o azul do céu
tornava-se mais azul e mais esférico.

Eu sei que todas as casas
são uma mão estendida
e um coração que te guarda.
Porem eu tive uma casa de alumínio.
E tive a mão, o coração,
a coragem e o canto.
O amor talvez...
A vida sempre.

Traducción: Alberto Acosta

Nora Nani - Argentina


AÑOS

I

Los años
me han vuelto invulnerable
a muchas cosas.
Acepto a mi sombra cuando me engaña,
por ejemplo,
cuando me miente elegante y larga,
cuando me pierde y me deja
despojada y sola.
Acepto mi rostro lleno de faenas y surcos,
acepto el ridículo de mi sangre
cuando saca a pasear sus tigres de luz,
acepto los sonidos elementales
que el eco de un canto solicita de mis labios.

Acepto la porción de absurdo
que corresponde a cada criatura.

Me río de mis perdidos eslabones,
de la serenata
que gruñe el simio en mi garganta,
de la tozuda desfachatez
con que mi cuerpo desdobló su propio molde
y me hizo azul y redonda como el cielo de los valles.

Acepto mis rituales olvidos,
la risa a destiempo,
las palabras desmañadas que pronuncio en desorden,
la poca vergüenza que me queda,
el silencio con que me cubro
cuando el eco golpea la distancia de mis ojos.

He aprendido a ser
descuidada y torpe,
me volví de burlada a burlona
y en mí misma aplico la burla
con que el perdón
restalla sus inclemencias...

Y si a esto le llaman madurez,
soy como una fruta que estalla en carcajadas
y ofrece sus dientes
al gusano que la nombra.


(Del libro inédito "Desde siempre")


ANOS

I

Os anos
tornaram-me invulnerável
a muitas coisas.
Aceito minha sombra quando me engana,
por exemplo,
quando me mente elegante e longamente,
quando me perde e me deixa
despojada e só.
Aceito meu rosto cheio de marcas e rugas,
aceito o ridículo do meu sangue
quando leva a passear os seus tigres de luz,
aceito os sons elementares
que o eco dum canto solicita dos meus lábios.

Aceito a porção de absurdo
que corresponde á cada criatura.

Rio dos elos perdidos,
da serenata
que grunhe o símio na minha garganta,
da teimosa desfaçatez
com que o meu corpo desdobra sua própria forma
e me faz redondamente azul como o céu dos vales.

Aceito meus esquecidos rituais,
a risada inoportuna
as imorais palavras que pronuncio em desordem,
a escassa vergonha que me resta,
o silêncio com que me cubro
quando o eco golpeia a distância dos meus olhos.

Eu aprendi a ser
descuidada e torpe,
tornando de vítima a algoz
aplicando em mim mesma o escárnio
com que o perdão
estala as suas inclemências...

Se a isto chamam de maturidade,
sou como uma fruta que explode em gargalhadas
e oferece os seus dentes
ao verme que a nomeia.

Traducción: Alberto Acosta

Nora Nani - Argentina


Biobibliografía

Nora Nani: nació en Leones, provincia de Córdoba, República Argentina, en 1946.
Libros publicados: -“CIRUELAS”- Edición de la autora, 1971. -“LOS FUNERALES DE LA SANGRE”- Ediciones Antares, 1976. -“DIRE TU NOMBRE”- Edición artesanal Casa del arte, 1985. Segunda edición: Milton editores, 1988. -“MANERAS DEL SILENCIO”- Edición de la autora, 1997.
El resto de su obra poética publicada se encuentra dispersa en numerosas plaquetas, antologías y diversos medios de difusión del país y del extranjero. Posee además una cuantiosa obra inédita, entre otros los siguientes poemarios: “Poemas con pañales”, “Oficio de luz”, “Con los ojos de antes”, “Los espejos del canto”, “El libro de la lluvia”, “El libro del jardinero”, “Los payasos de la luna” y “El libro de la memoria”.
Entre las distinciones recibidas se encuentran los siguientes premios nacionales:
- Primer premio “Roberto Themis Speroni” -1977-
- Primer premio “Almafuerte” -1978-
- Primer premio Salón Nacional del Poema Ilustrado (compartido con el artista plástico Mario Brizuela) -1992-
- Primer premio “Conrado Nalé Roxlo” -1993-
Fue seleccionada “Mujer del Año” en el rubro Arte en 1992 por la Asociación J. D. Carrea.
Actualmente reside en la provincia de Córdoba, dedicada por entero a la Floricultura y a la Poesía.

20 abr. 2013

Fernando Fábio Fiorese Furtado - Brasil


POST-SCRIPTUM


a fábula da fala finda
nesta página
sem nada
apenas um signo
que o punhal sonhara



POST-SCRIPTUM

la fábula del habla concluye
en esta página
sin nada
apenas un signo
que el puñal soñara

Tradução: Miriam Volpe

Fernando Fábio Fiorese Furtado - Brasil


CASA PATERNA

A Cláudia, maninha

há idades esperando
em cada cômodo da casa

para estar aqui
atravessamos muitas mortes



CASA PATERNA

A Cláudia, hermanita

hay edades esperando
en cada cuarto de la casa

para estar aquí
atravesamos muchas muertes


Tradução: Miriam Volpe

Fernando Fábio Fiorese Furtado - Brasil


BIOGRAFIA

quem
como altar ou casa
o dédalo elegeu
de nenhum deus foi refém
por buscar outra face
no chão sem algarismos
no oceano sem sintaxe

quem consagrou os dias
ao diálogo das nuvens
e noites consumia
descarnando arcanos
com suas miragens
um herói engendrou
lá onde finda a palavra
e a fábula principia

quem herdou as rasuras
do livro de linhagens
e soletrou-as
para tecer a biografia
os signos
em punhal traduzia



BIOGRAFÍA

quien
como altar o casa
el dédalo eligió
de ningún dios fue rehén
por buscar otra fase
en la tierra sin guarismos
en el océano sin sintaxis

quien consagró los días
al diálogo de las nubes
y las noches consumía
descarnando arcanos
con sus espejismos
un héroe engendró
allá donde finaliza la palabra
y la fábula comienza

quien heredó las tachas
del libro de linajes
y las deletreó
para tejer la biografía
los signos
en puñal traducidas


Tradução: Miriam Volpe

Fernando Fábio Fiorese Furtado - Brasil


E QUISERA DESCARNAR AS MÁSCARAS


E quisera descarnar as máscaras
do mistério que, mesmo sob esporas,
resiste, e me desafia a existir
quando o desamparo me desposa.

Mas tudo que desvelo são desertos.
Não há fuga, habito as distâncias.
O silêncio urge e me desperta
para o inventário de suas lanças.

Eis o cacto, a serpente e a pedra.
Toda brutalidade se avizinha,
em meus lábios nenhum deus vocifera.

Aqui, tudo que digo é diferente,
a palavra circula sob o turno
e, como antes da queda, esplende.



Y QUISIERA DESCARNAR LAS MÁSCARAS

Y quisiera descarnar las máscaras
del misterio que, mismo bajo espuelas,
resiste, y me desafía a existir
cuando el desamparo me desposa.

Pero todo lo que desvelo son desiertos.
No hay fuga, habito las distancias.
El silencio urge y me despierta
para el inventario de sus lanzas.

He ahí el cactus, la serpiente y la piedra.
Toda brutalidad se avecina,
en mis labios ningún dios vocifera.

Aquí, todo lo que digo es diferente,
la palabra circula bajo lo turbio
y, como antes de la caída, esplende.


Tradução: Miriam Volpe

Fernando Fábio Fiorese Furtado - Brasil


Notícia biobibliográfica

Fernando Fábio Fiorese Furtado nasceu em Pirapetinga, Minas Gerais, Brasil, no dia 21 de março de 1963. Residindo em Juiz de Fora (MG) desde 1972, participou do grupo de poetas, escritores, artistas plásticos e fotógrafos que, durante a década de 1980, editou o folheto de poesia Abre Alas e a revista d’lira. Poeta e contista, publicou em 1982 Leia, não é cartomante, ao qual seguiram-se Exercícios de vertigem & outros poemas (1985), Ossário do mito (1990), Dançar o nome (2000), Corpo portátil: 1986-2000 (2002), Dicionário mínimo (2003), todos de poesia. Professor da Faculdade de Comunicação e do Mestrado em Teoria da Literatura da Universidade Federal de Juiz de Fora, desenvolve pesquisas nas áreas de Literatura e Cinema, colabora regularmente com coletâneas de ensaios e revistas especializadas. Publicou também os ensaios Tem e cinema: Buster Keaton on the railrioad (1998) e Murilo na cidade: os horizontes portáteis do mito (2003), além de contos e poemas em antologias e periódicos do Brasil, Itália, Espanha, Portugal, Argentina e Estados Unidos.

3 abr. 2013

Bienvenidos a Navegantes de la Cruz del Sur, N° 1, año 2013


Gracias a todos por acompañarnos, éste es un número editado en base a publicaciones anteriores, mientras terminamos de preparar los trabajos recibidos. Mil gracias a todos, un gran abrazo y hasta pronto.

Claudio Sesín

César Vallejo - Armando Tejada Gómez - José Ángel Valente


Francisco de Quevedo - España

Amor constante más allá de la muerte


Cerrar podrá mis ojos la postrera
sombra que me llevare el blanco día,
y podrá desatar esta alma mía
hora a su afán ansiosa lisonjera;

mas no de esotra parte en la rivera
dejará la memoria, en donde ardía;
nadar sabe mi llama el agua fría,
y perder el respeto a ley severa.

Alma a quien todo un Dios prisión ha sido,
venas que humor a tanto fuego han dado,
médulas que han gloriosamente ardido:

su cuerpo dejarán, no su cuidado;
serán ceniza, mas tendrá sentido;
polvo serán, mas polvo enamorado.



Octavio Paz - México

Salamandra (1960)


Homenaje y Profanaciones - a Francisco De Quevedo

Espiración (poema 3)

Sol de sombra Solombra cegadora
mis ojos han de ver lo nunca visto
lo que miraron sin mirarlo nunca
el revés de lo visto y de la vista

Los laúdes del láudano de loas
dilapidadas lápidas y laudos
la piedad de la piedra despiadada
las velas del velorio y del jolgorio

El entierro es barroco todavía
en México
Morir es todavía
morir a cualquier hora en cualquier parte

Cerrar los ojos en el día blanco
el día nunca visto cualquier día
que tus ojos verán y no los míos.



José Angel Valente - España

El Vuelo Alto y Ligero (1998)
A Modo de Esperanza (1953 – 1954)



“Serán Ceniza…”

Cruzo un desierto y su secreta
desolación sin nombre.
El corazón
tiene la sequedad de la piedra
y los estallidos nocturnos
de su materia o de su nada.

Hay una luz remota, sin embargo,
y sé que no estoy solo;
aunque después de tanto y tanto no haya
ni un solo pensamiento
capaz contra la muerte,
no estoy solo.

Toco esta mano al fin que comparte mi vida
y en ella me confirmo
y tiento cuanto amo,
lo levanto hacia el cielo
y aunque sea ceniza lo proclamo ceniza.
Aunque sea ceniza cuanto tengo hasta ahora,
cuanto se me ha tendido a modo de esperanza.

Manuel Bandeira - Brasil


Momento num Café


Quando o enterro passou
Os homens que se achavam no café
Tiraram o chapéu maquinalmente
Saudavam o morto distraídos
Estavam todos voltados para a vida
Absortos na vida
Confiantes na vida.
Um no entanto se descobriu num gesto largo e demorado
Olhando o esquife longamente
Este sabia que a vida é uma agitação feroz e sem finalidade
Que a vida é traição
E saudava a matéria que passava
Liberta para sempre da alma extinta

Jorge Paoloantonio - Argentina



del orden y la dicha

tengo un puño cerrado y una mano tranquila
balanza inexacta para medir los días
y las tardes
y las palabras afiladas de la noche

a veces pesa doble
la tarea de lo mezquino
y me voy en el ala áspera de escamas
que derrama escapularios
sobre el miedo de mis hijos

me ayudan los ausentes
esos fantasmas milagreros
que vistieron mis pies y desnudaron mis ojos
solo por darme una vereda tranquila

me nutren talismanes
que guardo bajo llave
y
un nombre muy amado que beso
y reitero como mantra
a la hora de las despedidas

tengo también deidades
que despierto acaricio
y con ellas me quedo
hasta la duermevela
tras un panteón que anuncia
piruetas increíbles de galgos y felinos

el orden de la dicha
se escurre por heridas que parecen abiertas
mi corazón
lo sabe

lo demás es equilibrio
casi un puente
entre la nada y el vacío


Del Orden y La Dicha (2011)

Manuel Nájera - Jorge Luis Borges


Manuel Gutiérrez Nájera - México

Para entonces

Quiero morir cuando decline el día,
en alta mar y con la cara al cielo,
donde parezca sueño la agonía
y el alma, un ave que remonta vuelo.

Morir cuando la luz triste retira
sus redes áureas de la onda verde
y ser como ese sol que lento expira:
algo muy luminoso que se pierde.

No escuchar en los últimos instantes,
ya con el cielo y con el mar a solas,
más voces ni plegarias sollozantes
que el majestuoso tumbo de las olas.

Morir, y joven; antes que destruya
el tiempo aleve la gentil corona;
cuando la vida dice aún: soy tuya,
¡aunque sepamos bien que nos traiciona!


*****


Jorge Luis Borges - Argentina

La Moneda de Hierro (1976)

México

¡Cuántas cosas iguales! El jinete y el llano,
La tradición de espadas, la plata y la caoba,
El piadoso benjuí que sahúma la alcoba
Y ese latín venido a menos, el castellano.
¡Cuántas cosas distintas! Una mitología
De sangre que entretejen los hondos dioses muertos,
Los nopales que dan horror a los desiertos
Y el amor de una sombra que es anterior al día.
¡Cuántas cosas eternas! El patio que se llena
De lenta y leve luna que nadie ve, la ajada
Violeta entre las páginas de Nájera olvidada,
El golpe de la ola que regresa a la arena.
El hombre que en su lecho último se acomoda
para esperar la muerte. Quiere tenerla, toda.

Eugénio de Andrade - Portugal


Matéria Solar (1980)


5

Claro que os desejas, esses corpos
onde o tempo não enterrou ainda
os cornos fundos – não é o desejo
o amigo mais íntimo do sol?
Que os desejas, como se cada um
deles fosse o último corpo
que o teu corpo tivesse para amar.


5

Claro que los deseas, esos cuerpos
donde el tiempo no ha hundido todavía
sus cuernos -¿no es el deseo
el amigo más íntimo del sol?
Que los deseas, como si cada uno
de ellos fuese el último, el último cuerpo
que tu cuerpo tuviese para amar.


Trad.: Ángel Campos Pámpanos

Anderson Braga Horta - Brasil



ÓRFICA
I

Que ser é esse de que o céu se espanta?

O corpo esquartejado
levam-no os rios, bebem-no os mares,
vai com o vento nos ares.
Faz-se terra na terra.
Torna-se nada em todos os quadrantes.

Mas a cabeça canta.

II
Que corpo é esse
arcaico
animado de um fogo
entre o sagrado e o laico?
Corpo que se destroça,
fogo que se levanta.

III
Ai, o corpo se esfaz em limo, em lama.
As pernas, extintas, erram por seiva.
As mãos, arrancadas, crispam-se por frutos.

Mas a cabeça
canta!



ÓRFICA (en español)

I

¿Qué ser es ese que aún al cielo espanta?

A su cuerpo cuarteado
lo llevan los ríos, lo beben los mares,
lo sube el viento al aire.
Se hace tierra en la tierra.
Se vuelve nada en todos los cuadrantes.

Mas la cabeza canta.

II
¿Qué cuerpo es ese
arcaico
animado de un fuego
entre sagrado y laico?
Cuerpo que se destroza,
fuego que se levanta.

III
El cuerpo se deshace en limo, en lama.
Las piernas, extintas, yerran por savia.
Las manos, arrancadas, críspanse por los frutos.

Mas la cabeza
¡canta!


De: Quarteto Arcaico (2000) - (Traducción del Autor)

Leonardo Martinez


Estricta Ceniza – (2005)

Destino Común - poema V


Yo soy nadie
y me enterrarán vestido de nadie
Los ríos mueren en el mar
o se insumen en los arenales
En ambos casos ingresan a caudales plenos
Yo soy nadie
luego entraré de muerto a la nada
deslucido nombre
para llamar al opulento reino
de cambios y mutaciones infinitas
Ayer nomás tallé este petroglifo
antes fui pez también fugaz insecto
mono fraterno y habitante de Lemuria
Soy nadie
y me enterrarán vestido de nadie
destino de hombre acaudalado de palabras

Affonso Romano de Sant’Anna - Brasil


NOVO GÊNESIS
No primeiro dia
o Demônio criou o universo e tudo o que nele há
-e viu que era bom.

No segundo dia
criou a cobiça, a usura, a inveja, a gula, a preguiça,
a soberba, a ira
a que chamou de sete virtudes capitais
-e viu que era bom.

No terceiro dia criou as guerras.
No quarto dia criou as epidemias.
No quinto dia criou a opressão.
No sexto dia criou a mentira.
E no sétimo dia, quando ia descansar,
houve um rebelião na hierarquia dos anjos
e um deles, de nome Deus,
quis reverter a ordem geral das coisas,
mas foi exilado
na pior parte do Inferno -os Céus.

Desde então
O Demônio e suas hostes continuam firmes
na condução dos negócios universais,
embora volta e meia um serafim, um querubim
e algum filho de Deus, desencadeiem protestos, milagres,
revoluções
querendo impingir o Bem onde há o Mal.

Porém não têm tido muito êxito até agora,
exceto em alguns casos particulares
que não alteraram em nada a marcha geral da história.



NUEVO GÉNESIS

En el primer día
el Demonio creó el universo y todo lo que hay en él
y vio que era bueno

En el segundo día
creó la codicia, la usura, la envidia, la gula, la pereza,
la soberbia, la ira
que llamó siete virtudes capitales
y vio que era bueno

En el tercer día creo las guerras.
En el cuarto día creó las epidemias.
En el quinto día creo la opresión.
En el sexto día creó la mentira
y en el séptimo día, cuando iba a descansar,
hubo una rebelión en la jerarquía de los ángeles
y uno de ellos, de nombre Dios,
quiso revertir el orden general de las cosas,
pero fue exiliado
en la peor parte del Infierno – los Cielos.

Desde entonces
el Demonio y sus huestes continúan firmes
en la conducción de los negocios universales,
aunque cada cierto tiempo un serafín, un querubín
y algún hijo de Dios, provoquen protestas, milagros,
revoluciones
queriendo forzar el Bien donde hay Mal.

Sin embargo no han sido muy exitosos hasta el momento,
excepto en casos particulares
que no alteraron en nada la marcha general de la historia.

Traducción: Adán Méndez

Francisco de Quevedo - Octavio Paz - José Ángel Valente


Francisco de Quevedo - España

Amor constante más allá de la muerte


Cerrar podrá mis ojos la postrera
sombra que me llevare el blanco día,
y podrá desatar esta alma mía
hora a su afán ansiosa lisonjera;

mas no de esotra parte en la rivera
dejará la memoria, en donde ardía;
nadar sabe mi llama el agua fría,
y perder el respeto a ley severa.

Alma a quien todo un Dios prisión ha sido,
venas que humor a tanto fuego han dado,
médulas que han gloriosamente ardido:

su cuerpo dejarán, no su cuidado;
serán ceniza, mas tendrá sentido;
polvo serán, mas polvo enamorado.


Octavio Paz - México

Salamandra (1960)
Homenaje y Profanaciones - a Francisco De Quevedo


Espiración (poema 3)

Sol de sombra Solombra cegadora
mis ojos han de ver lo nunca visto
lo que miraron sin mirarlo nunca
el revés de lo visto y de la vista

Los laúdes del láudano de loas
dilapidadas lápidas y laudos
la piedad de la piedra despiadada
las velas del velorio y del jolgorio

El entierro es barroco todavía
en México
Morir es todavía
morir a cualquier hora en cualquier parte

Cerrar los ojos en el día blanco
el día nunca visto cualquier día
que tus ojos verán y no los míos.


José Angel Valente - España

El Vuelo Alto y Ligero (1998)
A Modo de Esperanza (1953 – 1954)


“Serán Ceniza…”

Cruzo un desierto y su secreta
desolación sin nombre.
El corazón
tiene la sequedad de la piedra
y los estallidos nocturnos
de su materia o de su nada.

Hay una luz remota, sin embargo,
y sé que no estoy solo;
aunque después de tanto y tanto no haya
ni un solo pensamiento
capaz contra la muerte,
no estoy solo.

Toco esta mano al fin que comparte mi vida
y en ella me confirmo
y tiento cuanto amo,
lo levanto hacia el cielo
y aunque sea ceniza lo proclamo ceniza.
Aunque sea ceniza cuanto tengo hasta ahora,
cuanto se me ha tendido a modo de esperanza.