3 abr. 2013

Jorge Paoloantonio - Argentina



del orden y la dicha

tengo un puño cerrado y una mano tranquila
balanza inexacta para medir los días
y las tardes
y las palabras afiladas de la noche

a veces pesa doble
la tarea de lo mezquino
y me voy en el ala áspera de escamas
que derrama escapularios
sobre el miedo de mis hijos

me ayudan los ausentes
esos fantasmas milagreros
que vistieron mis pies y desnudaron mis ojos
solo por darme una vereda tranquila

me nutren talismanes
que guardo bajo llave
y
un nombre muy amado que beso
y reitero como mantra
a la hora de las despedidas

tengo también deidades
que despierto acaricio
y con ellas me quedo
hasta la duermevela
tras un panteón que anuncia
piruetas increíbles de galgos y felinos

el orden de la dicha
se escurre por heridas que parecen abiertas
mi corazón
lo sabe

lo demás es equilibrio
casi un puente
entre la nada y el vacío


Del Orden y La Dicha (2011)

No hay comentarios:

Publicar un comentario