3 abr. 2013

Affonso Romano de Sant’Anna - Brasil


NOVO GÊNESIS
No primeiro dia
o Demônio criou o universo e tudo o que nele há
-e viu que era bom.

No segundo dia
criou a cobiça, a usura, a inveja, a gula, a preguiça,
a soberba, a ira
a que chamou de sete virtudes capitais
-e viu que era bom.

No terceiro dia criou as guerras.
No quarto dia criou as epidemias.
No quinto dia criou a opressão.
No sexto dia criou a mentira.
E no sétimo dia, quando ia descansar,
houve um rebelião na hierarquia dos anjos
e um deles, de nome Deus,
quis reverter a ordem geral das coisas,
mas foi exilado
na pior parte do Inferno -os Céus.

Desde então
O Demônio e suas hostes continuam firmes
na condução dos negócios universais,
embora volta e meia um serafim, um querubim
e algum filho de Deus, desencadeiem protestos, milagres,
revoluções
querendo impingir o Bem onde há o Mal.

Porém não têm tido muito êxito até agora,
exceto em alguns casos particulares
que não alteraram em nada a marcha geral da história.



NUEVO GÉNESIS

En el primer día
el Demonio creó el universo y todo lo que hay en él
y vio que era bueno

En el segundo día
creó la codicia, la usura, la envidia, la gula, la pereza,
la soberbia, la ira
que llamó siete virtudes capitales
y vio que era bueno

En el tercer día creo las guerras.
En el cuarto día creó las epidemias.
En el quinto día creo la opresión.
En el sexto día creó la mentira
y en el séptimo día, cuando iba a descansar,
hubo una rebelión en la jerarquía de los ángeles
y uno de ellos, de nombre Dios,
quiso revertir el orden general de las cosas,
pero fue exiliado
en la peor parte del Infierno – los Cielos.

Desde entonces
el Demonio y sus huestes continúan firmes
en la conducción de los negocios universales,
aunque cada cierto tiempo un serafín, un querubín
y algún hijo de Dios, provoquen protestas, milagros,
revoluciones
queriendo forzar el Bien donde hay Mal.

Sin embargo no han sido muy exitosos hasta el momento,
excepto en casos particulares
que no alteraron en nada la marcha general de la historia.

Traducción: Adán Méndez

No hay comentarios:

Publicar un comentario