26 ago. 2011

Alexandre Marino - Brasil


A casa e o tempo


Séculos duram o tempo de um relâmpago
e as pedras se derretem
aos olhos fechados da memória.
A velha casa empedra-se no tempo
sobre a alma da terra
onde algum dia houve o nada,
o silêncio, desconhecidos elementos.

Algum deus inventou essas paragens
e houve de prever o que nem sabemos;
sobre o solo pousaram estas pedras
estáticas ao redor da viagem que invento.

Os séculos duram o tempo de um relâmpago
e relâmpagos cruzam o céu dos séculos.
Eis o espaço desta casa e seu espectro
e o espectro da criança senhora dos segredos
-uma e outra para sempre humanas.

(De: Arqueolhar - 2005)


La casa y el tiempo


Siglos duran el tiempo de un relámpago
y las piedras se derriten
a los ojos cerrados de la memoria.
La vieja casa se empiedra en el tiempo
sobre el alma de la tierra
donde algún día hube la nada,
el silencio, desconocidos elementos.

Algún dios inventó esos parajes
y hubo de prever lo que ni sabemos;
sobre el suelo posaron estas piedras
estáticas alrededor del viaje que invento.

Los siglos duran el tiempo de un relámpago
y relámpagos cruzan el cielo de los siglos.
Es el espacio de esta casa y su espectro
y el espectro de la niña señora de los secretos
-una y otra para siempre humanas.


Traducción: Alberto Acosta

No hay comentarios:

Publicar un comentario