5 sept. 2010

Mariano Shifman

HISTORIA NATURAL


Lejos de la colmena,
surcando los aires de mayo
una abeja acopia néctar
acaso por última vez.

Y aun así ¿sería cierto su final?
Yo, fijo en lo que cambia, pienso en mí
y sólo concibo el furor del tiempo;
ella, fluye en el dorado instante
junto al dulce ritual del polen.

Parece eterno ese sueño otoñal:
sabe ignorar lo que daña
y apenas busca, levedad de levedades,
su exacta porción de miel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario