20 sept. 2010

Hugo Francisco Rivella (Argentina)

ESTE PAÍS QUEBRADO EN LOS TRENES HUMEANTES


Este país quebrado en los trenes humeantes
se redime en el cuajo de la cruz y la sombra,
va
sin saber...avanza.
¿Y el niño y la espoleta que arroja con sus ojos?
¿En dónde cunde el miedo su baba milenaria?
¿A dónde fue el país de fábricas cerradas?
¿De alondras fugitivas? ¿De luz desarbolada?
Se espasma la camisa del odio en el mendigo,
crecen a dentelladas
achuras, aguardiente,
mercaderes
de agujas infectadas...
¿Quién de torre,
de alfil o de caballo?
¿Este ajedrez de polvo?
¿Su insaciable paisaje?
¿Llagas hondas?
La luz caracolea sobre la calle y sus murciélagos,
ultrajada,
cavando mi tristeza,
resoplando.



(De : Centro de Tormentas – 2008)



ESTE PAÍS QUEBRADO NOS TREMS FUMEGANTES


Este país quebrado nos trems fumegantes
redime-se no coalho da cruz e da sombra,
vai
sem saber...avança.
¿E o menino e a espoleta que arremessa com seus olhos?
¿Aonde espalha o medo a sua baba milenária?
¿Aonde foi o país de fábricas fechadas?
¿De calandras fugitivas? ¿De luz desarborizada?
Se espasma a camisa do ódio no mendigo,
crescen á dentadas
vísceras, cachaça,
mercadores
de agulhas infectadas...
¿Quem de torre,
de bispo ou de cavalo?
¿Este xadrez de pó?
¿O seu insaciável paisagem?
¿Chagas fundas?
A luz caracola sobre a rua e os seus morcegos,
ultrajada,
cavando a minha tristeza,
resfolegando.



Traducción: Alberto Acosta

No hay comentarios:

Publicar un comentario