20 sept. 2010

Iacyr Anderson Freitas (Brasil)

Regresso

era preciso estar aqui
para tocar
o que resta ainda desta tarde,
com seus quintais,
suas casas,
e a mesma e sempre inútil
revelação.

lembrasse o ano, o minuto
que, visto agora desses campos,
inunda o chão da sala, inumerável?

sob tais arcadas, nesses flancos
de pedra
e cal
ergueram um casario, uma estação
que exsurge do cascalho
como coisa viva,
que tocada fosse
pelos olhos, num assomo.

embarcadouros de café
(escoando mais que o sumo
mais que a vertigem
mais que os ossos
ressequidos de assombro e pó
até um porto
já perdido de seu posto)
embarcam agora a pátina
intumescida desta tarde.

foi-me inútil estar aqui
nesse quintal
diante
de coisas mortas há muito
- há muito intoleráveis.

inútil palavra, inútil a letra
que atravessa
esse alqueire mínimo do tempo
para fundar outra instância, lume
que também esgota-se de florir
e noutro embarcadouro
se arremessa.


(De: Lázaro)



Regreso



era preciso estar aquí
para tocar
lo que resta todavía de esta tarde,
con sus patios,
sus casas,
y la misma y siempre inútil
revelación.

¿recordará el año, el minuto
que, visto ahora de estos campos,
inunda el piso de la sala, innumerable?

bajo tales arcadas, en esos flancos
de piedra
y cal
irguieron un caserío, una estación
que surge de la grava
como cosa viva,
que tocada fuera
por los ojos, en un asomo.

embarcaderos de café
(destilando más que el zumo
más que el vértigo
más que los huesos
resecos de asombro y polvo
hasta un puerto
ya perdido de su puesto)
embarcan ahora la pátina
entumecida de esta tarde.

me fue inútil estar aquí
en este patio
delante
de cosas muertas hace mucho
- hace mucho intolerables.

inútil palabra, inútil la letra
que atraviesa
esa estancia mínima del tiempo
para fundar otra instancia, lumbre
que también se agota de florecer
y a otro embarcadero
se aventura.


Traducción: Míriam Volpe

No hay comentarios:

Publicar un comentario