15 mar. 2010

Celia Clara Fischer (Argentina)

IRRINTZI

Poema II


Me ha puesto triste esto de saber
que las rosas del vitral están a punto de secarse,
esas rosas que crecían abriendo su inocencia
en cada amanecer de la Santa Vera Cruz.
Me gustaba, al despertar,
en la perfecta penumbra del silencio,
verlas llegar como rostros de la infancia.
El aire se cuajaba de mariposas,
como las que ahora vibran
cuando la luz que nada sabe de pérdidas
y abandonos,
brota en cada amanecer, Dionisio,
buscando tus ojos celestes,
vueltos hacia otra distancia,
y tu barba donde jugar a enredarse.
Las rosas del vitral se están muriendo
en medio de tanta luz desperdiciada.



Poema II


Fique triste por esse saber
que as rosas do vitral ficam a punto de se secar
essas rosas que crescían abrindo a sua inocência
em cada alvorecer da Santa Vera Cruz.
Gostava, ao acordar,
na perfeita penumbra do silêncio,
de ve-las chegar como rostos da infância.
O ar coalhaba-se de borboletas,
como as que agora vibram
cuando a luz que não sabe de perdas
nem de abandonos,
brota em cada alvorada, Dionisio,
procurando os teus olhos celestes,
voltos para otra distância,
e a tua barba onde brincan a atrapalharse.
As rosas do vitral estan morendo
no meio de tanta luz desperdiçada

Traducción: Alberto Acosta

*Irrintzi: Es una forma de grito musical propio de Euskal Herria y de los campesinos vascos.

.

2 comentarios:

  1. Poemas de la tierra, del espíritu, del uno que somos, poemas de grito, grito hecho poesía

    Felicitaciones, Celia

    Matías (que nadie detenga el vuelo de Pegaso)

    ResponderEliminar