22 sept. 2011

Hugo Francisco Rivella - Argentina

EL HIJO MUERTO

“El mundo ya no es digno de la palabra”
Javier Sicilia


El poeta ha escrito el último poema porque en la calle,
solo,
sin cielo ni banderas,
yace el hijo tendido.
¿Cómo podrán sus ojos saciar mi calavera?
¿Cómo podrá la noche tapar su rastro en mí?
¿Cómo podré quitar del mar sus trágicos caballos y el carruaje de espejos que lo han visto morir?
Javier Sicilia oculta su rostro entre las manos
¿Quién lo puede tocar?
¿Con qué canción de cuna se dormirá la muerte?
¿En qué zona del cuerpo me acuchillan sus lágrimas?
¿Qué flor pondré en el huerto cubierto por la nieve?
Arrojo este poema al fondo de la noche.


O FILHO MORTO

“O mundo já não é digno da palavra”
Javier Sicilia


O poeta tem escrito o último poema porque na rua,
só,
sem céu nem bandeiras,
jaze o filho tendido.
¿Como poderá os seus olhos saciar a minha caveira?
¿Como poderá a noite tapar seu rasto em mim?
¿Como poderei tirar do mar os seus trágicos cavalos e o carruagem de espelhos que o tem visto morrer?
Javier Sicilia oculta o seu rosto entre as mãos
¿Quem o pode tocar?
¿Com que acalanto se dormirá a morte?
¿Em que zona do corpo me esfaqueiam as suas lágrimas?
¿Que flor porei no horto coberto pela neve?
Arremesso este poema ao fundo da noite.


Traducción: Alberto Acosta

No hay comentarios:

Publicar un comentario