22 sept. 2011

Hugo Francisco Rivella - Argentina

¿Qué quedará de mí?


¿Qué quedará de mí?
Soy el estampido de la bala.
Nada.
Lo que asusta al demente y lo trajina.
El miedo como un músculo adherido al hueso de una estatua.
¿Quién mirará este rostro cuando muera?
Solo sombra el recuadro en la penumbra.
Un rostro de otro rostro que no ha sido porque ha sido un pasar su voz y su estatura, sus lecciones de álgebra y moral,
la danza del hollín en el incendio.
En la fotografía queda mi soledad de espejo.


¿O que ficará de mim?


¿O que ficará de mim?
Sou o estampido da bala.
Nada.
O que assusta ao demente e o acarreta.
O medo como um músculo aderido ao osso duma estátua.
¿Quem olhará esse rosto coando mora?
Só sombra a moldura na penumbra.
Um rosto de outro rosto que não tem sido porque tem sido um passar a sua voz e os sua estatura, as suas lições de álgebra e moral,
a dança do fuligem no incêndio.
Na fotografía fica a minha solidão de espelho.


Traducción: Alberto Acosta

No hay comentarios:

Publicar un comentario